News/Events

Los orígenes

Cambiar la imagen corporativa de una organización no es un proceso fácil, generalmente sentimos apego y afectividad hacia esta imagen que nos ha acompañado en el día a día, la que con tanta ilusión hemos utilizado en nuestros primeros contratos, ofertas, tarjetas, etc. Y es que el ser humano tiende a permanecer en la zona de confort de lo conocido, y eso a pesar de que a veces esta no sea la mejor opción.

El cambio

En decide precisamente fomentamos el ser críticos con lo preestablecido si hay evidencias de que puede mejorarse…Y nuestro logo no funcionaba, tenía problemas de visibilidad…pero contaba una historia que queríamos conservar.

Si recordáis estaba formado por puntos naranjas y grises. Representaban el conjunto de decisiones posibles a tomar, siendo las naranjas las sugeridas por nuestros Sistemas de Ayuda a la Toma de Decisiones. El estudio de diseño Buenos Días se centró en esta idea, surgieron el infinito, la banda de Moebius y finalmente surgió el código decide. De la malla de puntos que formaba nuestro logotipo nace de manera natural la representación de nuestra marca decide escrita en código binario. Mejor verlo en una imagen:

 

Era necesario simplificar esta representación para que funcionase en sus aplicaciones, el código binario era demasiado largo, así es como optamos por el código morse. Y uniendo codificación morse y simbología binaria surge el Código decide.

 

Finalmente  no nos limitamos a crear un logotipo, creamos un código de comunicación reconocible y capaz de construir nuevas historias, contamos con un código como base para el desarrollo de nuestra imagen corporativa. Hemos jugado con este código en la mayoría de nuestras aplicaciones, en nuestras tarjetas en las que aparecen nuestros nombres codificados, en las firmas de e-mail, en la web, en nuestro cuaderno corporativo, etc.

Codigo_decide_soluciones

La coherencia

Pero más allá de este juego, estamos satisfechos pues consideramos que esta nueva imagen corporativa cuenta con las cualidades para incrementar la relevancia de decide a través de un desarrollo corporativo eficiente, estas cualidades son:

  • Coherencia, que encaje con la estrategia de la institución a que representa.
  • Contenido, conjunto de notas características y atributos con los que se relaciona la organización.
  • Fuerza, la rapidez y espontaneidad con que la entidad se asocia a un estímulo relacionada con ella.
  • Potencia frente a sus competidores.
  • Homogénea en su conjunto a la vez que flexible para adaptarse a distintas situaciones.
  • Notoriedad, grado de conocimiento que los individuos poseen de la institución.

Nos detendremos en la Coherencia.

Esta nueva identidad transmite confianza y solidez, la tipografía elegida así como los colores son amables sin dejar de tener carácter singular, son atrevidos como decide y se presentan con la tipografía en minúsculas sin complejos de pequeña empresa, al nivel de las grandes. También el símbolo está en esta línea, simple pero original. Las formas de círculo y la barra son muy sólidas, tienen peso.

Por otro lado, tanto la concepción de la imagen, como los elementos que utilizan son muy innovadores, el concepto código es muy tecnológico, se humaniza con los símbolos. La utilización del código como elemento gráfico es innovadora además de muy eficiente como elemento potenciador de la marca.

El crecimiento

Y así es como empieza la historia del Código decide

Ahora contamos con herramientas que nos facilitan el desarrollar una comunicación más eficiente con nuestros clientes y que esperamos nos ayude en nuestra estrategia de crecimiento.

Y en tu empresa,

¿Crees que ya es hora de implementar cambios para una gestión más eficiente?

Quizás podamos ayudarte, no somos expertos en comunicación, pero sí en Decisiones Operativas, así que cuenta con nosotros para seguir creciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Publicar comentario